Antes sí, pero ya no

Hoy toca tema relaciones.

Todo tiene que ser más sencillo de lo que la mente rebuscada te dice que es.

Vamos a intentar clarificarlo todo (al menos desde mi punto de vista, claro), para ayudarnos en la toma de decisiones «decisivas».

Pongamos el caso de que te encuentras en una relación y te das cuenta de que no obtienes de la otra persona lo que esperabas, ya sea porque «antes sí pero ahora no», ya sea porque te cansaste de esperar de si por fin llegaba a darte lo que querías, o decenas de opciones más.

Primero de todo, observemos que en realidad en las relaciones somos muy egoístas. Si no recibimos lo que pedimos, a la larga nos alejamos de esa persona, aunque se conviva con ella años y años. Es casi como una práctica generalizada y aceptada a nivel colectivo.

Pero seamos más prácticos y amables con todo esto: si hablamos de amor real, amas sin esperar nada. Lo que te llena es ese amor que sientes hacia la otra persona, y no lo que la otra persona haga o sienta hacia ti. Con ello, las expectativas desaparecen y lo que queda es bienestar. Sea como sea esa relación. Incluso si es tsn solo imaginada.

Por otro lado, cuando honestamente aceptamos de que no nos encontramos en ese tipo de amor tan elevado en el que no existen condiciones, sino más bien un continuo «acción-reacción» más o menos agradable entre los dos, cuando algo falla puede ser por lo siguiente:

  1. Ya no te llena o compensa la acción o la reacción del otro hacia ti, incluso si es por indiferencia o por exceso de atención.
  2. Tu atención está en otro tema, sea otra persona o no, o por otro asunto que no tiene que ver con las relaciones sino con uno mismo.

Está claro que pueden haber más opciones, pero quedémonos con estas dos.

Bien, no entres en bucle. Toma una decisión: acepta la relación tal y como es o déjala ir. Pero hazlo siempre desde el propio respeto por tu camino y por el del otro. No tienes ni idea de lo que tú o el otro debe vivir y experimentar para avanzar.

Si aceptas seguir con esa persona, asegúrate de que no seas tú el que «no está por la labor». Tampoco confundas «aceptar»con «conformarse». En la primera hay plenitud y en la segunda resentimiento y vacío.

Sonia Coll

Deja un comentario

Recibe todas las novedades

Mis nuevos artículos, eventos y formaciones en tu correo

Información sobre Protección de Datos Personales - SoniaColl.com te informa que los datos de carácter personal que proporcionas rellenando este formulario seran tratados por Sonia Coll como responsable de este sitio web; Finalidad: gestionar el alta a la suscripción al blog y enviar las novedades relacionadas con el sitio web; Legitimación: Consentimiento del interesado; Destinatarios: tus datos se guardan en una base de datos propiedad de la plataforma de correo electrónico Mailchimp (EE.UU.) – Ver la política de privacidad de Mailchimp; Derechos: puedes acceder, rectificar, limitar o suprimir todos tus datos mediante un correo a info@soniacoll.com; Para más información consulte la información legal de este sitio web.