Lo que te dice una flor

Soy de las que creo que si verdaderamente le prestas atención a una simple flor, ésta puede llevarte a comprender lo que no se lograría entender nunca a través de palabras.

No es por lo que sabe, sino por lo que no necesita saber. No es por su magnificencia, sino por su sencillez, no es por su discurso sino por su silencio. No es por lo que hace, sino por lo que es y la total aceptación de su paso temporal por la vida. Su fragilidad la convierte en invencible. Su vulnerabilidad la hace eterna.

No es por su gran apariencia divina sino por su casi desapercibida presencia.

Una presencia divina que no emite despampanantes rayos dorados, ni le hace falta. Pues quien la ve es porque sintió su inocencia. Sintió su no lucha, su no miedo. Y eso fue lo que la hizo brillante, bella y sagrada.
Eso fue lo que llamó tu atención.

Dejemos que nuestra visión busque ese tipo de realidad. Permitamos que nuestros ojos descansen en ello.
Indiquemos a nuestra mente la forma de sanar a través de la mirada agradecida hacia todo aquello que nos rodea.

Una flor nos puede hablar del amor con tan solo mirarla.
Y yo creo en este tipo de amor.

Gracias.

Un abrazo,
Sonia Coll

Deja un comentario

Recibe todas las novedades

Mis nuevos artículos, eventos y formaciones en tu correo

Información sobre Protección de Datos Personales - SoniaColl.com te informa que los datos de carácter personal que proporcionas rellenando este formulario seran tratados por Sonia Coll como responsable de este sitio web; Finalidad: gestionar el alta a la suscripción al blog y enviar las novedades relacionadas con el sitio web; Legitimación: Consentimiento del interesado; Destinatarios: tus datos se guardan en una base de datos propiedad de la plataforma de correo electrónico Mailchimp (EE.UU.) – Ver la política de privacidad de Mailchimp; Derechos: puedes acceder, rectificar, limitar o suprimir todos tus datos mediante un correo a info@soniacoll.com; Para más información consulte la información legal de este sitio web.