El cuento de «El Alma de la Rosa»

EL ALMA DE LA ROSA

Hubo un tiempo en el cual los campos reían y el aire regalaba caricias. En realidad eran pequeñas diosas que nacían de los elementos y se las escuchaba conversando risueñas entre los prados o rozándote la piel al revolotear entre el viento.

Las personas vivían fascinadas por la belleza que la naturaleza compartía y solo hacía falta que llamaran a una diosa del fuego para sentirla allí al instante ofreciendo calor, enroscando su pequeño pero cálido cuerpo  a unas manos heladas por el frío. O a las del agua, que aparecían de inmediato para tumbarse en la frente de los niños cuando los atormentaba la fiebre.

Estos seres y otros por el estilo convivían felices con los humanos, pero éstos pronto olvidaron su presencia. Demasiados pensamientos los nublaban y dejaron de percibir la bondad y belleza de las diosas de la naturaleza. Ellas ya no acudían porque no eran llamadas y pronto se retiraron hacia otras dimensiones, a esperar que se disiparan las nubes oscuras de la mente de la gente.

Una de ellas prefirió quedarse para ayudar a recordar a las personas dormidas, que ellas, y otros seres elementales nacidos de la madre tierra, estarían siempre cerca, pero que debían ser llamados con el corazón para que acudieran a ellos. Las otras diosas le dijeron que era tarea difícil pues los hombres estaban ciegos a la magia de la vida, pero ella no hizo caso y al momento se convirtió en un rosal.

Dicen que cuando te acercas a una rosa, su aroma despierta algo en tu interior que inexplicablemente te trae paz y a la vez, puedes escuchar una vocecita que parece salir de unos sonrientes, diminutos y bellos labios que dice: “la vida es mágica y bella, recuérdalo”.

Ábrete a recordar y llama a las diosas del viento… Así se llevarán las grises nubes de tu cabeza.

Autora: Sonia Coll

I

Deja un comentario

Recibe todas las novedades

Mis nuevos artículos, eventos y formaciones en tu correo

Información sobre Protección de Datos Personales - SoniaColl.com te informa que los datos de carácter personal que proporcionas rellenando este formulario seran tratados por Sonia Coll como responsable de este sitio web; Finalidad: gestionar el alta a la suscripción al blog y enviar las novedades relacionadas con el sitio web; Legitimación: Consentimiento del interesado; Destinatarios: tus datos se guardan en una base de datos propiedad de la plataforma de correo electrónico Mailchimp (EE.UU.) – Ver la política de privacidad de Mailchimp; Derechos: puedes acceder, rectificar, limitar o suprimir todos tus datos mediante un correo a info@soniacoll.com; Para más información consulte la información legal de este sitio web.